Profundidad de navegación: Principal / Menu Horizontal

Boletín

A un año de la muerte de Mariano Abarca Roblero "seguiremos exigiendo justicia, seguridad y el cierre definitivo": José Luis Abarca

México D.F., 26 de noviembre de 2010 (Cencos).- Defender derechos humanos es una de las actividades más peligrosa que hay en México. Según la ONU, a través de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en México, hay al menos 100 agresiones registradas en su informe de 2009 y la actualización de 2010, una de ellas es el asesinato de Mariano Abarca Roblero quién fuera integrante del Frente Cívico de Chicomuselo, de la Red Mexicana de Afectados por la Minería en Chiapas e infatigable activista en contra de la actividad minera de la compañía canadience Blackfire.
A un año de la muerte de Mariano Abarca Roblero "seguiremos exigiendo justicia, seguridad y el cierre definitivo": José Luis Abarca

México D.F., 26 de noviembre de 2010 (Cencos).- Defender derechos humanos es una de las actividades más peligrosa que hay en México. Según la ONU, a través de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en México, hay al menos 100 agresiones registradas en su informe de 2009 y la actualización de 2010, una de ellas es el asesinato de Mariano Abarca Roblero quién fuera integrante del Frente Cívico de Chicomuselo, de la Red Mexicana de Afectados por la Minería en Chiapas e infatigable activista en contra de la actividad minera de la compañía canadience Blackfire.

Eran alrededor de las 8 de la noche aquel 27 de noviembre de 2009 cuando Mariano fue sorprendido afuera de su casa en Chicomuselo, Chiapas, y recibio tres disparos que le quitaron la vida.
Gracias a su lucha, la de la comunidad de Chicomuselo y la de la Rema Chiapas, se logró el cierre temporal de la empresa que estaba destruyendo el medio ambiente, corropiendo a las autoridades y dañando el tejido social de la comunidad. Ahora, a un año de la muerte de este defensor de derechos humanos, es su hijo, Jose Luis Abraca Montejo, quién ha decidido continuar con la lucha y plática con el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos).
Cencos.- ¿Qué ha pasado a un año del asesinato de tu padre?
José Luis Abraca Montejo.- Lo más importante es que la empresa minera se mantiene cerrada y la adhesión de organizaciones que se oponen a su presencia aumenta. Cada vez más apoyan a la Red Mexicana de Afectados por la Mineria (Rema) – Chiapas y el “no a la minería”. Esto de lo más importante en el trabajo con Rema.
El gobierno de Juan Sabines Guerrero también se comprometió a castigar a los responsables del asesinato de mi padre tanto autores intelectuales como materiales. Hay detenidos pero aún no se les da ninguna sentencia, y además aún faltan personas inmiscuidas en el crimen que ni siquiera han sido investigadas .
En la búsqueda de autores intelectuales ningún integrante de la empresa Blackfire ha sido llamado por las autoridades, aún cuando mi padre cuatro días antes de su muerte presentó una denuncia contra la empresa por falsas declaraciónes que sirvieron para que lo arraigaran en agosto de 2009.
Desgraciadamente no se ha logrado avanzar. De los cinco posibles autores materiales ya salieron tres y hay dos personas detenidas nada más: Caralampio López Velásquez y Jorge Carlos Sepulveda Calvo. Ricardo Antonio Coutiño Velasco, que fue liberado, es sobrino de un diputado por el Partido Verde Ecologísta y ahora aquí se le ve en el pueblo muy contento.
Respecto al cierre ¿consideras que la actuación del gobierno ha sido suficiente?
Tiene la facultad de hacer más. El primer cierre que se hizo, por una ampliación de 7 km de carretera, es un cierre administrativo y de inmediato la empresa minera metió un amparo. Pero hay que tomar en cuenta que nuestra lucha no es solo por la ampliación de una carretara, sino por la contaminación, la deforestación y el problema ambiental en todo el territorio.
El gobernador dice que Chiapas no es un estado minero, pero se contradice porque existen muchas concesiones mineras en el estado. Le ha faltado actuar y le ha dejado la responsabilidad a las autoridades federales.
No coincidimos en las actuaciones del gobernador porque sólo está buscando dar una imagen a favor pero siguen en apoyo a las empresas mineras para que corrijan y hagan trámites supuestamente de manera legal y ante las autoridades correspondientes.
¿Y a nivel federal?
Semarnat y Profepa han sido ineficientes en su labor, no es posible que a un campesino se le dé una sentencia de 7 o 10 años por cortar arboles, mientras que una empresa de estas afecta un gran número de hectáreas y ellos sí lo perminten. Pero nosotros no lo permitiremos en el municipio de Chicomuselo.
¿Cómo es ahora tu vida y la de tu familia en Chicomuselo?
Las condiciones de vida en chicomuselo han sido bastante desgastantes, la comunidad este año ha quedado muy desequilibrada, la mayoría estamos en contra de la minería y hay unos pocos que están a favor, esta situación es muy desgastante. Se muestra por ejemplo en la división de familias por este problema.
La convivencia en mi familia también ha sido difícil, hemos tenido que cuidarnos, está muy tenso. Hay falsas declaraciones en nuestra contra y hostigamiento. Eso hace que la sociedad este muy tensa.
¿Cómo son los hostigamientos y declaraciones en tu contra?
Persecuciones, vigilancia, y declaraciones que tienen el objetivo de desprestigiarnos a mi y a mi familia.
Me han acusado de portación de armas de fuego, de secuestro, de asalto, y por tener reuniones clandestinas. No he podido hacer las denuncias respectivas porque tengo suposiciones de quién me agrede pero no logro tener los datos precisos; sin embargo, pienso que vienen del gobierno del municipio y la empresa Blackfire.
Es desgastante tener que hacer las aclaraciones ante autoridades y periódicos de que las cosas no son así. Las acusaciones implican un gran desprestigio ante la comunidad y cuesta trabajo salir y dar la cara y decir que no es cierto.
Como parte de las actividades contra la minería canadience, tuviste la oportunidad de denunciar en Canadá la actuación de Blackfire en Chiapas ¿Cómo te fue?
Trabajamos para impulsar la aprobación de la ley C-300, la votación en el parlamento canadience a finales de octubre fue bastante reñida, pero no se logró el puntaje necesario (140 -134). Se trabajó con la intención de que las empresas fueran reguladas por su propio país y que pudieran ser demandadas en la corte de Canadá. Pero existe otra ley, la Bill C-354 que se votaría aproximadamente en año y medio.
Estuvimos en varios eventos, hicimos entrevistas, presentaciones en universidades en Ottawa y Toronto. En esos espacios vímos que los y las canadiences desconocen lo que sus empresas están haciendo en otro país.
Esta gira fue con el apoyo de organizaciones canadiences como Common Fronteirs, además de escuelas fuimos con otras organizaciones, a la corte, con los diputados, y nos entrevistamos con la Policía Real Montada de Canadá.
¿Por qué decidiste luchar en contra de la minería?
Nos han enseñado desde pequeños que la educación y la cultura de aquí de nuestro pueblo es la de estudiar y prepararse y ser, antes que profesionistas, seres humanos y respetar los derechos de las demás personas y es lo que en los últimos años no se estaba respetando y por eso mi padre impulsa esta lucha.
Claro que estabamos de acuerdo con él. No estámos de acuerdo con que empresas extranjeras vinieran a destruir nuestro medio ambiente, a destruir la sociedad y a corromper autoridades.
¿Qué sigue ahora?
Sabemos que el cierre temporal del gobierno a la mina no significa nada. En cualquier momento puede abrir, por eso seguimos en la lucha. Blackfire no va ha regresar.
Además, en la comunidad este año hemos comprobado como la empresa minera sí hizo destrozos, este año en la parte donde estuvo la minera hubo deslaves cuandovino la lluvia.
Vamos a continuar con la lucha, levantando la voz, uniéndonos con otras organizaciones para que nuestro municipio continúe, no con esa actividad minera, sino con otras actividades como la agricultura, la ganadería y la pesca. Nuestro municipio no depende de la minería.
Seguiremos exigiendo justicia, seguridad y el cierre definitivo. Nosotros, no solo REMA o tres o cinco organizaciones sino todo el pueblo de Chicomuselo no quiere la mina. Pedimos que se clausure de manera definitiva.
Centro Nacional de Comunicación Social
http://www.cencos.org/es/node/25696
Fecha: 26/11/2010