Profundidad de navegación: Principal / Noticias / Noticias internacionales

Perú

Precio del oro incentiva búsqueda de nuevas minas en Perú

Mientras en el mercado internacional la cotización del oro registró una cifra récord de 1.275 dólares por onza, Perú hizo oficial que sus reservas de oro están calculadas para 11 años con una producción promedio de 182 toneladas anuales.
Precio del oro incentiva búsqueda de nuevas minas en Perú

Posted on 20 Septiembre 2010 by revistaminera|

Mientras en el mercado internacional la cotización del oro registró una cifra récord de 1.275 dólares por onza, Perú hizo oficial que sus reservas de oro están calculadas para 11 años con una producción promedio de 182 toneladas anuales.

La declaración del viceministro de minería, Fernando Gala, se produjo una semana después que un economista del Centro de Negocios de la Universidad Católica de Lima advirtiera que las reservas de oro de Perú, al ritmo de su producción anual, sólo durarían para los tres próximos años.

Según Gala, las reservas minerales son un concepto económico, de ahí que cuando sube el precio de los metales automáticamente aumentan las reservas.

“El precio del oro ha aumentado significativamente. Más que en el 2009, cuando la onza estaba en menos de 1.000 dólares promedio. Ahora está en casi 1.300 dólares la onza”, indicó.
Gala refirió, con el fin de desactivar la alarma sobre un supuesto agotamiento de las reservas auríferas peruanas, que China, el primer productor de oro en el mundo, cuenta con reservas para sólo seis años si mantiene su producción de 310 toneladas anuales.

El Perú es el primer productor de oro de Latinoamérica, sexto del mundo, y el plan gubernamental es producir este año el mismo volumen producido en el 2009: algo más de 180 toneladas.
Su cartera de proyectos mineros para los próximos seis años, según anunció hace unos días el presidente Alan García, es de más de 41.000 millones de dólares, de los cuales algo más de 5.000 millones (el 13 por ciento de la cartera total), corresponden a proyectos auríferos.

En los últimos ocho años el precio del oro se ha multiplicado por cuatro, lo cual, según algunos especialistas, tiene que ver con la preocupación de muchos inversionistas que buscan una protección contra la devaluación de las divisas, principalmente el dólar.ORO: PRECIO HISTRICO
Esta semana el precio del oro experimentó dos alzas importantes en el mercado internacional. La primera, el martes 14 de septiembre, cuando alcanzó una cotización de 1.270 dólares por onza y, la más reciente, el jueves 16, cuando subió a 1.274 dólares la onza.

El gran antecedente de estas dos alzas se registró el pasado 21 de junio cuando la onza de oro se cotizó en 1.264 dólares, marcando así una cifra considerada histórica.

Marion Mueller, directora de Oro y Finanzas, comentó que estas alzas en el precio del oro no son parte de un proceso especulativo, sino que se explican por la necesidad de los inversionistas que buscan proteger sus capitales con un metal que ha representado al dinero por excelencia.

“Durante los últimos 4.000 años el oro ha representado al dinero. Las acciones y los bonos expiran. Los gobiernos van y vienen. Pero el oro conserva su valor. En China, India o Turquía, el oro ha mantenido durante cientos de años su estatus de activo de ahorro”, dijo.

Oro y Finanzas informó que GFMS, la consultora que elabora las estadísticas de referencia para el mercado internacional del oro, ha indicado que los bancos centrales se convertirán en compradores netos de oro este año, una situación vista por última vez en 1988. EL ORO MENOS VOLATIL QUE EL DINERO
Los bancos centrales de Rusia y varios bancos centrales asiáticos están mostrando interés en el dorado metal como activo de diversificación, mientras que el dólar sigue debilitándose frente a otras divisas como el euro o el yen, ante las cuales ha marcado su menor valor en quince años, señaló el diario digital dedicado al mercado del oro.

El Financial Times, por su parte, también informó que en el presente año los bancos se confirmaron como compradores netos de oro por primera vez en dos décadas, “la señal más clara de la ‘rehabilitación’ del oro tras la crisis financiera”.

En mayo del presente año, las empresas Gold Fields (con sede en Sudáfrica) y Buenaventura (de capitales peruanos) anunciaron el hallazgo de una cantera de oro en el sureño departamento de Moquegua, a 1.144 kilómetros de Lima, una zona caracterizada por su alta producción de cobre.
El hallazgo resulta significativo en la medida en que modifica la tendencia de la presencia de oro en el Perú, que siempre se ha dado en el norte de su territorio, básicamente en los departamentos de Cajamarca y La Libertad, donde están los grandes yacimientos auríferos de las mineras Yanacocha y Barrick.LAS RESERVAS CALCULADAS

El proyecto Chucapaca, de Moquegua, con reservas de oro calculadas en 5.6 millones de onzas, y que entrará en funciones entre los años 2014 y 2015, implicará una inversión aproximada a los 1,000 millones de dólares, según el gerente general de Buenaventura, Roque Benavides.

Hay la presunción de que cerca de ese yacimiento se encuentran otros que aumentarían las reservas de ese metal.
Para la explotación de los recursos auríferos de la zona, Gold Fields y Buenaventura han conformado la nueva empresa Canteras del Hallazgo.

Las potencialidades del sitio de Chucapaca, dijo Benavides, podrían inclusive proyectar al Perú a posicionarse del quinto lugar en la tabla de producción mundial del oro donde ahora ocupa el sexto puesto.

Desde 1532, cuando los españoles iniciaron la conquista del Imperio de los Incas y el saqueo de sus riquezas, el nombre del Perú se asoció al oro.
Fue tan enorme la cantidad de oro americano, especialmente de Perú, que los conquistadores transportaron a Europa en esa época, que dicho metal transformó radicalmente la economía occidental.

“Al aumentar (en Europa) el circulante y producir la repentina alza de los precios surgió el auge incontrolado del dinero y del capitalismo”, según el historiador Raúl Porras Barrenechea, autor de “Oro y leyenda del Perú”, un libro indispensable para entender la importancia de este metal en la historia del país de los incas.

El actual incremento del precio del oro sin precedentes, y que anuncia otros aumentos, ha motivado entre algunos economistas y líderes comunales de Perú el reclamo para que las empresas compartan esas ganancias con el Estado, puesto que aquellas no son resultado de la productividad, sino de factores externos.ELEVAR IMPUESTOS A EMPRESAS EXTRACTORAS
Catedrático de la estadounidense Universidad de Harvard y ex director del Banco Central de Reserva del Perú, el economista Daniel Schidlowsky, ha advertido que Perú no logrará un crecimiento sostenible en el tiempo mientras no haya una redistribución eficiente y justa de las ganancias extraordinarias del sector minero, por efecto del alza del precio de los metales.

Si la distribución de los ingresos es ineficaz, generará malestar en la ciudadanía y, en consecuencia, no habrá paz social ni tranquilidad empresarial, señaló en una reciente exposición en la Universidad de San Marcos, donde también observó que el crecimiento de las empresas no repercutió en una mejora de las condiciones de vida de la población.

Schidlowsky dijo, citando un estudio de la Escuela de Gestión y Economía, que a pesar de la crisis financiera del 2009, la rentabilidad de las compañías mineras peruanas se mantuvo por encima del 30 por ciento, mientras que la rentabilidad en el resto de empresas solo llegó a 15.8 por ciento.

Si se analizan las utilidades de las compañías mineras y la evolución de los precios de los metales entre el 2005 y el 2009, el Estado hubiera recaudado 4.900 millones de dólares sólo en impuestos extraordinarios, de haberse aplicado un impuesto del 50 por ciento a las “sobreganancias”, señaló.
El economista refirió que en países de modelos económicos liberales como Australia, Canadá y Chile ya se han introducido mecanismos para gravar las ganancias extraordinarias de las empresas extractivas.

En opinión del viceministro Gala, un nuevo impuesto a la minería es un asunto que se tiene que analizar con cuidado desde el punto de vista de la competitividad y principalmente para no perder nuevas inversiones.

Agregó que el descubrimiento de un yacimiento aurífero es más complicado que el de otros metales porque son escasos, y muy erráticos para su ubicación y dimensionamiento.

“No ocurre así con otros metales, de ahí que tenemos plata y plomo para 30 años de operación, zinc para 15 años, hierro para casi 300 años y cobre para 70 años”, señaló. (Xinhua)
http://spanish.peopledaily.com.cn/31620/7146050.html

This entry was posted in Oro, Perú. Bookmark the permalink.
http://revistaminera.wordpress.com/2010/09/20/precio-del-oro-incentiva-busqueda-de-nuevas-minas-en-peru/
Fecha: 20/09/2010